Ciberseguridad Amenazas en la red Metaverso
Metaverso

Meta y el universo virtual de Mark Zuckerberg

M. Zuckerberg presentó el pasado mes de noviembre de 2021 su proyecto de metaverso, a través de una transmisión en directo en YouTube. La creación de este mundo virtual es tan importante que incluso se ha cambiado el nombre de la compañía Facebook, que hoy ha cumplido 18 años, por el de Meta.

Horizon Worlds es la plataforma virtual donde los usuarios, representados por su avatar, interactúan con otros en el metaverso, y pueden llevar a cabo diversas actividades. Por el momento su uso está limitado a Estados Unidos y Canadá, y es necesario adquirir las gafas virtuales de Meta (Oculus Quest). 

¿Qué entendemos por metaverso? 

Por su etimología, el metaverso es un mundo que va más allá (meta) de las palabras (verso). En él no sólo leemos u oímos información en una pantalla, tal como estamos acostumbrados en las redes sociales al uso, sino que la experimentamos en nuestro entorno gracias a la tecnología 3D. En este sentido, el metaverso puede experimentarse de dos maneras:

  • Con Realidad Virtual (RV). Es un mundo compuesto de principio a fin por elementos virtuales. Se trata de una realidad alternativa donde podremos desarrollar relaciones, comercios, comunidades y actividades junto con otras personas, así como crear entornos y objetos que en el mundo material son imposibles.  
  • Con Realidad Aumentada (RA). Es una realidad mixta, consiste en la inclusión de medios audiovisuales 3D en el mundo material. Su relación con la tecnología holográfica nos permitirá observar objetos virtuales en 3D y cambiar la apariencia de objetos que existen en el mundo material, modificando sus colores y formas. 

¿Quién ha desarrollado el metaverso?

En realidad, no existe sólo un metaverso. Originalmente se han creado varios de ellos a través de videojuegos como Minecraft, Fortnite, Second Life y The Sims. Ahora, las grandes empresas tecnológicas están participando activamente en una carrera cuya meta es ser las creadoras del mejor metaverso. 

Su objetivo es lograr un universo virtual y único en 3D que integre todos los elementos que existen en el mundo material y en Internet: ocio, comunicación, consumo, trabajo, etc. lo que se ha denominado como el “nuevo Internet” 

Para ello, buscan desarrollar la herramienta virtual definitiva que abarque tanto la RV como la RA, y que permita optimizar la actividad humana para cada uno de los elementos señalados.  

Ciberseguridad en el Metaverso 

Los expertos coinciden: la creación del metaverso cambiará nuestra forma de vida, y tendrá consecuencias muy significativas en el ámbito de la Ciberseguridad. ¿Cómo sabemos si merecerá la pena? No podremos saberlo con seguridad hasta que la experiencia se normalice, pero sí podemos analizar qué aspectos son los más importantes hasta ahora.  

Surgimiento de ciberataques nuevos y desconocidos. Además, se podría incrementar la efectividad de ciertos ciberataques que ya conocemos. 
Se deberán tener en cuenta nuevos riesgos para la privacidad las personas por el uso de nuevas tecnologías. Asimismo, los expertos en Ciberseguridad deberán ampliar su perfil técnico y adaptarlo a las demandas del metaverso.  
Permitirá diseñar herramientas de ciberseguridad adaptadas a cada persona, facilitando la concienciación de los usuarios sobre los peligros digitales. 

Ciberataques en el Metaverso 

Se estima que, en el metaverso que está por construir, habrá tres ciberataques especialmente preocupantes, debido a que la realidad virtual, por sí misma, podría facilitar las condiciones para que sucedan más asiduamente. 

  • Denegación de Servicio Distribuido o DDoS. Este tipo de ciberataque colapsa el servidor web, porque recibe más peticiones de servicio de las puede asumir para mantener su funcionalidad. El metaverso supone un sinfín de nuevos servidores-objetivo de los que podrán extraer más rédito que el que obtienen en la actualidad.   
  • Suplantación de Identidad o Spoofing. Ya podemos observar cómo el desarrollo tecnológico facilita, y a la par previene, este tipo de ciberataque, por ejemplo, con los cada vez más realistas DeepFakes. El metaverso podría representar un caldo de cultivo para nuevas formas de suplantación debido al uso de avatares, afectando a su vez a otros riesgos relacionados, como el grooming.
  • Ransomware. Los famosos virus secuestradores podrían ser un gran problema en el metaverso, donde los usuarios custodian bienes virtuales de gran valor económico, convirtiéndose así en objetivos propicios para este ciberataque 

Quedan además otras cuestiones más especulativas por tratar, como si se creará una “ciber legalidad” específica para el metaverso, o si se ejecutarán soluciones de ciberseguridad a través de una “policía digital”.  

De momento, partiendo de lo que sabemos, concluiremos que los Análisis de Riesgos que se realicen sobre el metaverso, deberán contemplar también las Amenazas Persistentes Avanzadas que puedan darse, siendo necesaria, cada vez más, la aplicación de métodos de ciberinteligencia para el desarrollo de una ciberseguridad más prospectiva.

¿Seremos capaces de detectar las amenazas? 

Author

Isabel Navarrete Sánchez

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.