Recomendaciones de Seguridad para el Teletrabajo

Recomendaciones de Seguridad para el Teletrabajo

1000 667 Catherine Denisse Idrovo Curay

El trabajo remoto o teletrabajo, es una modalidad en la cual el empleado puede realizar su actividad profesional desde una ubicación distinta a la sede de la empresa. Actualmente, esta modalidad de trabajo ha ganado cada vez más fuerza debido a la situación generada por la expansión del coronavirus, en la cual numerosas empresas se han visto obligadas  a enviar a sus empleados a trabajar desde casa. 

Sin embargo, el trabajo en la oficina y el teletrabajo son muy diferentes, este último obliga a que las empresas contemplen diversos panoramas, como la manipulación de información laboral en dispositivos que pueden no estar protegidos adecuadamente o el acceso remoto a información sensible. En consecuencia, antes de permitir el teletrabajo las empresas deben establecer unas pautas o recomendaciones de seguridad para minimizar en el mayor grado posible el riesgo que pueda sufrir a causa de intrusiones de ciberdelincuentes o de acciones generadas por el uso indebido de herramientas por parte de los empleados. 

A propósito de ello, conscientes de la vulnerabilidad que puede llegar a representar el teletrabajo sugerimos 10 recomendaciones de seguridad básicas: 

1º Evitar el uso de dispositivos personales: Es importante utilizar prioritariamente dispositivos corporativos, ya que este tipo de aparatos cuentan con las políticas de seguridad que la empresa estima oportunas y a menudo están controlados permanentemente por un grupo de técnicos de sistemas que los mantienen actualizados y con las medidas de seguridad adecuadas. 

2º Proteger dispositivos con una solución antivirus y antimalware: Es impensable dejar vulnerable un ordenador en el que se guardan documentos de trabajo, por ello se debe instalar una solución de seguridad de confianza en todos los dispositivos que manejen datos corporativos. 

3º Actualizar los programas y los sistemas operativos: A diario no dejan de descubrirse nuevas vulnerabilidades en los programas y sistemas operativos, situación que beneficia a los ciberdelincuentes para la intrusión en los dispositivos ajenos, una de las formas de paliar esta acción emanteniendo actualizado estos programas y sistemas a las versiones más recientes.  

4º Configurar un cifrado en tu conexión WIFI: Es indispensable configurar la conexión wifi con estándares de cifrado, ya que de nada servirá proteger un ordenador si el atacante se conecta a la red wifi o se infiltra en el router. 

5º Cambiar las credenciales de inicio de sesión y la contraseña de tu router: Las contraseñas predeterminadas de algunos modelos de router no solo son muy débiles, sino que también están disponibles en internet y son fáciles de encontrar. Cambiar periódicamente las credenciales de inicio de sesión y la contraseña para acceder a los ajustes del router ayudará a prevenir ataques de seguridad. 

6º Montar VPN y acceso remoto seguro: Establecer una conexión VPN permite que la comunicación entre la oficina y el empleado sea totalmente segura, debido al sistema de cifrado. 

7º Usar los servicios corporativos para todo lo referente al trabajo: Es importante utilizar todos los recursos corporativos para el intercambio de documentos y demás información. Por lo general, estos sistemas cuentan con un respaldo de seguridad más fuerte, lo que disminuye el riesgo de ataques. 

8º Reforzar la seguridad de las comunicaciones: En la medida de lo posible conviene siempre acceder a páginas “https” (de conexión segura) y utilizar una autenticación de doble factor en las comunicaciones.  

9º Garantizar el cumplimiento de las normativas en materia de protección de datos personales: Conviene extremar las precauciones para evitar el acceso no autorizado a la información personal, propia y de terceros, manejada, no dejando a la vista ningún soporte de información en el lugar donde se desarrolle el teletrabajo y bloqueando las sesiones de los dispositivos cuando estos estén desatendidos. 

10º Crear un espacio de trabajo cómodo y seguro: Es importante mantener las mesas limpias, los espacios iluminados y seguir todos los consejos básicos de salud. 

En conclusión, la adopción de una metodología de teletrabajo puede traer grandes beneficios relacionados con la disminución de gastos en infraestructura, la conciliación laboral o el incremento de productividad, no obstante, la empresa enfrenta nuevas amenazas que deben ser gestionadas. Principalmente, se trata de las fugas de información y los accesos no autorizados a la misma. Para enfrentar estos retos, las organizaciones deben realizar una combinación entre políticas claras para el manejo de la información y el uso de herramientas adecuadas que permitan la gestión de la seguridad de la misma. Así mismo, no hay que dejar de lado la educación de los empleados para que conozcan los riesgos y sepan cómo enfrentarlos. 

Después de todo, para poder estar alineado con el avance de la tecnología es necesario concentrarse en la gestión de la seguridad de la información, más que en la seguridad de la infraestructura, y el teletrabajo es un gran ejemplo de estas prácticas.