Concienciación Protección de datos redes sociales Vulnerabilidades

El incremento de nuevas plataformas online de los últimos años, ha desembocado en diferentes redes sociales, que juegan un papel importante en nuestras interacciones sociales. Herramientas que han cambiado la forma en la que nos relacionamos en nuestras vidas personales y profesionales.

Las redes sociales ya son parte de nuestras de vidas. Generar y compartir contenido es el objetivo principal, sin embargo, debemos ser conscientes de que toda la información que voluntariamente publicamos puede ser utilizada de manera incorrecta.

En un mundo cada vez más digitalizado, hacer buen uso de cualquier plataforma es fundamental. A pesar de la gran utilidad que tienen en este momento las redes sociales, no están exentas de riesgos, y pocos son conscientes de la importancia de preservar la seguridad en ellas. Desde Grupo Oesía te ofrecemos 5 consejos prácticos para disfrutar de un buen uso de las redes sociales.

  • Utiliza contraseñas seguras. Por un lado, hay que tener en cuenta que las contraseñas son personales e intransferibles; por otro lado, se han de utilizar contraseñas distintas para diferentes aplicaciones, utilizando siempre contraseñas robustas para todos los servicios (nada de usar las contraseñas por defecto o información personal).
  • Utiliza los mecanismos de doble factor de autenticación, ya que nos aportan un extra de seguridad. La verificación en dos pasos es una de las recomendaciones más frecuentes cuando queremos mejorar la seguridad de nuestras cuentas, ya que reduce las posibilidades del robo de identidad y del acceso no autorizado a información confidencial. Requiere que una persona use más de una forma de verificación para acceder a una cuenta, normalmente “sabiendo algo”, como una contraseña, y “teniendo algo”, como un teléfono móvil. A parte, recibir alertas sobre inicios de sesión no reconocidos en tus redes sociales puede ayudarte a saber cuándo alguien ha entrado sin tu permiso.
  • Debemos ser cautelosos con lo que publicamos y quién puede acceder al contenido. No debemos proporcionar más datos personales que los estrictamente necesarios (nunca la dirección, el teléfono, la ubicación…), al igual que no debemos publicar nada (fotos, vídeos…) que sea íntimo. Tenemos que tener claro que no debemos agregar contactos que no se conozcan. A parte, es buena idea ajustar los perfiles de privacidad, de tal modo que sólo puedan ser visibles por los contactos que sean conocidos.
  • Hay que tener mucho cuidado cuando se utiliza una red pública. Se recomienda utilizar VPN, habilitar un cortafuegos, no introducir daros sensibles, desactivar esta WIFI cuando no la estés utilizando y desactivar la función de uso compartido.
  • Es necesario leer con detenimiento las condiciones de utilización de la red social. Conocer qué derechos estamos concediendo a favor de la red social cuando nos registramos en la misma. Muchas de las redes sociales, recopilan datos de sus usuarios, debemos saber cuales son esos datos y que pueden utilizar nuestros datos personales. A demás, desde hace poco tiempo, algunas plataformas y aplicaciones incluyen la opción de poder gestionar cómo usan los datos personales, a parte de gestionar las preferencias de las cookies y elegir la información personal detallada que les facilitas.

Protejamos nuestra información teniendo en cuenta todo lo aprendido. Si tenemos en cuenta todas estas medidas, podremos evitar una situación comprometida.

Y recuerda… las redes sociales son maravillosas, si hacemos un buen uso de ellas.

¡Feliz día de las redes sociales!

 

Author

Lidia Fernández